Este 2021 apunta a ser uno de los mejores años de birding

¡Suenan las alarmas! Otra ave poco común de observar o rara ha aparecido en territorio costarricense. Esta pareciera ser la tónica de estos primeros seis meses que llevamos de este año y que nos ha permitido a gran parte de la comunidad pajarera de Costa Rica, tener encuentros cercanos con varias especies que considerábamos tan solo un sueño conocerlas. Aunque los animales son impredecibles y pueden aparecer en cualquier instante, la realidad es que existen algunas aves que debido a su comportamiento, tipo de hábitat, rutas de migración o por sus poblaciones reducidas, dificultan su avistamiento en el país. 

En febrero, tuvimos uno de los eventos naturales más espectaculares de los últimos años y que quizás, sea el momento más inolvidable para muchos observadores de aves en el país, la aparición de una familia de cucos hormigueros (Rufous-vented Ground-Cuckoo) en el Bosque Eterno de los Niños. Esta especie, se caracteriza por movilizarse por selvas densas, hábitats oscuros y siempre en busca de enjambres activos de hormigas arrieras. Es por ello, que nos sorprendió a todos tener una oportunidad de oro de poder conocerla a pocos metros y observar las interacciones que tenía con otros hormigueros (Ocellated, Bicolored, Zeledon, Spotted Antbird). 

Rufous-vented Ground-Cuckoo en la Estación Pocosol del Bosque Eterno de los Niños, Alajuela, Costa Rica, febrero 2021. Fotografía por Carlos Ulate.

Para los birders del Valle Central de Costa Rica, el mes de marzo les brindaría la oportunidad de conocer la reinita de Audubon (Setophaga coronata auduboni), una de las subespecies de la reinita lomiamarilla (Yellow-rumped Warbler), esta apareció en el Parque Urbano de la Paz (San José). Este avistamiento estaría acompañado de otros chipes poco comunes, como la otra subespecie de la reinita coronada (Setophaga coronata coronata) y la reinita tigrina (Cape May Warbler). Lo curioso de este caso, es que los tres pájaros compartían los mismos árboles de forrajeo.  

Yellow-rumped [Audubon] Warbler en Parque de la Paz, San Jose, Costa Rica, marzo 2021.

A finales de ese mismo mes, guías locales de Turrialba de Cartago alertaron sobre la presencia de un monjito rayado (Lanceolated Monklet) en el puente principal del Refugio de Vida Silvestre La Marta. Este diminuto buco, tiene hábitos sedentarios que lo hacen muy difícil de encontrar, siendo una ocasión conveniente para que muchos pajareros pudieran conocerlo.

Lanceolated Monklet en Refugio de Vida Silvestre La Marta, Cartago, Costa Rica, abril 2021.

En abril, los ampelis americanos (Cedar Waxwing), se apoderaron de un potrero arbolado en Barva de Heredia, desatando la locura de los birdwatchers por avistar este migratorio poco común. El Jilguero chino como también se le conoce a esta especie, es un ave nómada (no tiene una ruta de migración definida, sino que sus desplazamientos dependen de la búsqueda de los frutos de los que se alimenta). Este comportamiento, hace que sus avistamientos sean escasos en algunas temporadas y que no sean predecibles los sitios donde pueda aparecer.

En este mes de junio, la tortolita serranera (Maroon-chested Ground-Dove), un ave considerada un fantasma de las tierras altas, apareció en los campos agrícolas circundantes al Complejo Turístico Nochebuena, en las cercanías del Volcán Irazú de Cartago. Si bien, hay varios reportes de esta paloma en este mismo punto, lo interesante de este caso es la gran cantidad de individuos presentes en el lugar, ya que se ha llegado a contabilizar hasta ocho machos forrajeando en el área. Esta es una oportunidad para las personas que no la conocen, puedan ir a buscarla, ya que actualmente se está reportando todos los días en el sitio.

Macho de Maroon-chested Ground-Dove en el Complejo Turístico Nochebuena, Cartago, Costa Rica, Junio 2021.

Este aumento en la cantidad de reportes de especies poco comunes, se debe en gran medida al crecimiento de la actividad de la observación de aves en Costa Rica, ya que en menos de cinco años se han duplicado los birders ticos, generando que hayan más ojos buscando pájaros en el país. Sumado a lo anterior, el uso de redes sociales para la difusión de las información, las facilidades de las herramientas electrónicas como las alertas de eBird, así como la exploración de sitios no tradicionales de birding,  han propiciado que sea más fácil localizar especies.

Distribución porcentual de la comunidad observadora de aves en Costa Rica. Tomado de Arias & Ramírez (2020).

Importante: Con una comunidad pajarera más grande y la aparición cada vez más frecuente de aves poco comunes, crece la vulnerabilidad de que estas especies se estresen por estar sobreexpuestas a un grupo grande de personas que desean conocerlas. Por lo que la ética y las buenas prácticas debe ser el estandarte de los observadores de aves en estos casos.

Los avistamientos de estas especies, sumado a otras aves poco comunes como el Lincoln’s Sparrow, Blackpoll Warbler, Silver-throated Jay, Blue Seedeater o la aparición de nuevas especies para regiones específicas como Glossy Ibis en Cartago. Nos permiten visualizar un panorama pajarero muy positivo para los siguientes meses de este año 2021. ¿Será que tendremos reportes de especies raras como Harpy Eagle o Pheasant Cuckoo en un futuro cercano?

Cuéntame, ¿Has visto una especie poco común o rara para tu región durante este año?

Publicado por Mr Birding

Mi nombre es Diego Ramírez y soy un birder costarricense enamorado de todas las aves de mi región. Me desempleño como profesional en turismo ecológico y consultor de birding en Centroamérica. Además, soy un educador ambiental de la Fundación Aves y Cultura, miembro del Comité Educativo de la Asociación Ornitológica de Costa Rica y Coordinador del Club de Observadores de Aves de Paraíso.

2 comentarios sobre “Este 2021 apunta a ser uno de los mejores años de birding

  1. Hola Diego! Un gusto saludarte de nuevo y leer tu blog. Fíjate que acá en México este año hubo muchísimos Chinitos (Cedar waxwings) por todos lados (en las zonas templadas de México), cosa que no había pasado, al menos no en mis años de pajarero, así que bueno, muchos disfrutamos de esta especie hasta que finalmente en mayo continuó su camino al norte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sergio siempre un gusto leerte por acá, muchas gracias por el apoyo 🙂 ! Yo había visto en redes los reportes en México, pero no sabía que era un fenómeno poco usual 😮 , que increíble y que dichosos que pudieron disfrutar al máximo esa fabulosa especie. Saludos y un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: