¿Un ave que pierde a las personas?

Entre los caminos polvorientos y los trillos de los campos de las zonas más rurales sobresale una de las historias más interesantes que he podido escuchar sobre los pájaros, se trata del Cuyeo (Nyctidromus albicollis), una especie nocturna que ha inspirado un leyenda llena de misterio y particularidad, que hasta el día de hoy se escapa entre las conversaciones de las personas adultas mayores de las comunidades. En esta ocasión, hablaremos sobre un ave que pierde a las personas en las montañas. 

El mito narra que este animal se le suele aparecer a los viajeros durante las noches en medio de los caminos y con su sonido hipnotizante los atrae poco a poco, para irlos perdiendo por rutas desconocidas para las personas. Para cuando las víctimas reaccionan, se encontrarán perdidas en lo más profundo de la selva y será extremadamente difícil volver a encontrar el camino a casa. Por lo que existe una connotación negativa hacia esta especie. 

Imagen 1. Representación del Cuyeo (Common Pauraque) perdiendo a una persona en el bosque. Ilustración por Federico Granados-Rodríguez. Tomado de Surá

De la fantasía a la realidad: Esta ave que también se le conoce como tapacamino o chotacabras en algunas regiones (Common Pauraque en inglés), es una especie con un comportamiento nocturno o crepuscular, que suele alimentarse de los pequeños insectos que encuentra en los bordes de los caminos y charrales. Sumado a lo anterior, es muy común observar a este pájaro “huir” de las personas cuando estas se acercan a él. No obstante, solo suele alejarse unos cuantos metros, por lo que pareciera que incita a los viajantes a seguirlo en una especie de juego de atrapadas. Esta conducta, pudo haber sido la inspiración para el mito anterior, ya que al intentar una persona atrapar a esta ave, poco a poco se irá desviando de su camino y terminaría perdiéndose. 

Imagen 2. Cuyeo (Common Pauraque) en medio camino. Fotografía por Christoph Moning. Tomado de Macaulay Library

La realidad es que no existe maldad alguna en esta ave, sino se trata de una interpretación biocultural que las comunidades rurales de Centroamérica y México han otorgado a esta especie debido a su comportamiento. Tanto así, que hasta el mismo nombre Cuyeo tiene un origen Onomatopéyico (nombre otorgado por el sonido que emite un ave: escuchar) y su otro nombre tapacamino marca su origen en la conducta de este tipo de especie.

Antes de despedirme, les comparto un cuento para niños (imagen 3)  que diseñamos tomando como base este mito y que pretende contribuir con la educación ambiental en zonas rurales. Espero que les haya gustado esta pequeña historia y que los inspire a buscar cada una de las 15 especies de chotacabras que tenemos en Centroamérica. ¡Que los cuyeos también sean parte de tus viajes por los caminos rurales! 

Imagen 3. Historia interpretativa del Cuyeo para niños. Tomado de Aves del Cantón de Paraíso Un enfoque Cultural (Ramírez & Padilla, 2018, p35)

Cuéntame, ¿habías escuchado esta historia en tu comunidad?

Publicado por Mr Birding

Mi nombre es Diego Ramírez y soy un birder costarricense enamorado de todas las aves de mi región. Me desempleño como profesional en turismo ecológico y consultor de birding en Centroamérica. Además, soy un educador ambiental de la Fundación Aves y Cultura, miembro del Comité Educativo de la Asociación Ornitológica de Costa Rica y Coordinador del Club de Observadores de Aves de Paraíso.

4 comentarios sobre “¿Un ave que pierde a las personas?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: